Así Es La Vida: Así Son Las Relaciones

Las relaciones no son difíciles por naturaleza, son difíciles simplemente porque NO somos capaces de aceptar SU naturaleza. Existen ciertas verdades inmutables, sagradas e intocables que los hombres se rehusan a aceptar no importando la violencia con la cual sus intentos son enviados hasta el fondo de un pozo lleno de mierda, no importando si son durante el noviazgo o el matrimonio.

No existe cura para este mal, no hay escape de esta trampa auto impuesta, y la ignorancia es TODO menos felicidad cuando te encontrás en medio de las fauces de dicho estado de desconocimiento absoluto.

1.  NO podes evitar que te engañe poniéndote celoso, vigilándola, restringiéndola o sobre protegiéndola. Lo que podes hacer es dibujar una linea y trazar la frontera de un “hasta aquí” diciéndole a ella y diciéndote a vos mismo que si escoge poner en riesgo la relación de esa forma, se acabó. Pero: A) Preguntándole “¿Con quien estas saliendo?” “¿Para donde vas?” “¿Por qué estas viendo a ese maje?” “¿Por qué te queda viendo?” “¿Verdad que te acostaste con otro mientras nos separamos?” “¿Verdad que ya no me amas?” ó B) Tratando de evitar que salga con sus amigos que se sienten atraídos hacia ella o con amigas de dudosa reputación y ahogándola con cuestionarios enteros de preguntas estúpidas no lograrás JAMAS evitar que te ponga el cuerno o te falle. Si una mujer te los quiere poner no tengas duda alguna que encontrará la manera de ponértelos. Podes tratar por todos los medios de mantener una relación sana, podes mantener su nivel de interés ALTO, podes construir un sentido inquebrantable de confianza, dominio y fidelidad, lo que NO podes es interferir en su libertad a tal punto que garantice que no te va a engañar.

2.  Ella SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE, te va a TESTEAR. No existe el “si tan solo pasamos este bache”, no existe el “este debe ser el verdadero conflicto que nos afecta”, no existe el “Debe ser porque está estresada”. No te preguntes “¿Por qué tiene que arruinar un momento perfecto para mi?” “¿Por qué no reaccionó bien al detalle que le dí?” “Estábamos tan bien porque putas tuvo que hacer esto o aquello?”. Existe un problema, luego otro problema, y otro, y el siguiente, y los demás, y los que siguen… ad infinitum. No hay fin. No lo hay. Cuando tengas 89 años en tu lecho de muerte VAS A SER TESTEADO, si no se ha muerto aún; y si ya murió serás testeado por la enfermera. Y Dios quiera que el mismo Dios o el Diablo no sean mujeres porque continuará hasta ahí junto con ella dependiendo de a que lugar vayan.

3.  No, no son como nosotros. Son seres diferentes y no: NO CUMPLEN SU PALABRA. La palabra de mujer es tan válida y tan firme como una constancia médica inventada para no asistir a tu trabajo porque amaneciste de goma, y hecha en papel de servilleta (excluyendo el pre-contrato de Messi con el FC Barcelona). Te pueden prometer el cielo y la tierra, te pueden prometer la joya de la corona de la reina Isabel II, pueden prometer poner queso de la luna en tu cena, pero JAMAS les creas al cien por ciento, es más yo calculo que la probabilidad de que cumplan una promesa se reduce a un margen de 6% y esto en las mujeres más centradas (militares o jefes de estado). Su hipergamia hace que adapten las situaciones y ajusten sus promesas a lo que mas les conviene, su sentido de honor se basa en su búsqueda de felicidad insatisfecha y sacar ventaja de todo lo que en el momento les garantice estabilidad emocional y económica. Mientras vos podas favorecerle, provocar en ella ese high emocional que necesita y serle de utilidad en lo material estará a tu lado, una vez que no encuentre (o vos no podas darle debido a tu condicionamiento, ignorancia e ineptitud)  lo que busca en vos te desechará como hoja volante de parque (por eso la importancia de ser alfa y nunca retroceder a lo beta). Ciudadanos, favor remitirse a la Ley de Briffault. (nunca pensé enlazar a este sitio plagiador pero, sea como sea, lo plagiado lo coloca muy bien, así que…que carajos)

4.   Siempre existirá el riesgo de que te engañe. Esa posibilidad JAMÁS se desvanecerá. Si, así es. Si te ve digamos como un super alfa indiscutible, talentoso, carismático, deseado por otras mujeres, empresario exitoso, piloto de formula 1 o campeón de la UFC, existen pocas probabilidades de que esto ocurra. Pero ¿podría ponerse ebria en una fiesta, sufrir por un segundo de atracción severa hacia otro hombre que la aborde y terminar acostándose con el? ¿Acaso el hambre y el deseo insaciable de su neo cortex por el drama, la excitación momentanea y el deseo impulsivo por ese UFF! tan deseado impulso químico elevado puede lograr que haga algo que luego lamente? SI.

Así que ¿Cuál es la respuesta? ¿Cuál es la tan anhelada solución a todo esto? Nada. No existe remedio ni solución, solo existe la esperanza y la posibilidad REAL de aceptarlo y vivir en paz con ello: Dejarlo ir.

¿Estas en una relación y de repente tu novia/esposa trae de vuelta a la mesa alguna mierda que sucedió hace 4 años atrás? No te inquietés. No te extrañés. ¿De repente dice alguna mierda que tiene menos sentido que un billete de 7 pesos? Esta bien. No te estreses. Acéptalo, déjalo ir. ¿Han pasado ya 7 años en tu relación y te volves más celoso y frustrado porque tenes un miedo enorme (casi te cagas en los pantalones) de que te mande a la mierda y que lo mande todo al carajo?  Dejalo ir, no funcionará.

La vida es un riesgo, el amor es un riesgo (¿o pensabas que lo mejor de esta vida te va salir gratis y sin repercusión alguna?), no existe seguridad de nada solo de que morirás algún día, mientras más involucrado estés en ignorar esto y más consintas el apegarte a seguir sufriendo por remar contra la corriente y pensar que estas cosas algún día cambiarán, la frustración y la infelicidad para vos nunca terminará. Es inútil. En el momento en que desistás de buscar esa utopía ESE es el momento en el cual la encontrarás, pero dentro, muy dentro de vos. Así es la vida: Así son las relaciones.

Lo ÚNICO que SI podes hacer como presentación de lo que sos más que como solución a estas reglas es demostrarle con hechos que nunca encontrará jamás a alguien como vos, jamás dejarla como la encontraste, colocar esa vara tan alta que cuando decida alejarse no pueda evitar pensar a cada momento en cada segundo que disfrutó un beso tuyo dado con maestría, o las veces que la hiciste reír sin parar, las conversaciones que inundaban su mente de dopamina y las mañanas, días y noches que temblaba en tus brazos con cada orgasmo cósmico interminable y ciertamente insuperable que le hacías sentir, hacer palidecer, hacer parecer una broma cualquier sentimiento o relación que otro “hombre” quiera generar o construir estando con ella, la fundación de sentimientos tan severamente enraizados que permanezcan en su psique dos, tres o diez años adelante, cadenas y lozas eternas que serán cargadas por su alma donde decida moverse ya sea al pasado o al futuro. Así TAMBIEN es la vida: Así TAMBIEN son las relaciones.

La entropía es lo que da forma al universo.  Tomá un respiro profundo, exhala y DEJA-POR LA GRAN PUTA-IR.

 

No olvides seguir la nación en las Redes Sociales:

Facebook          Twitter         Instagram        Tumblr      YouTube      SoundCloud

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s