No Seas Un Patán

La rápida proliferación del dictamen “es bueno ser patán” parece haber llegado a un consenso mundial de que el patán es el arquetipo masculino ideal. No tengo problemas con los patanes o con los majes que pretenden hacerse los patanes para acostarse con alguna mujer, son patéticos y dan lástima, pero algo es cierto: los patanes de hecho logran conseguir y acostarse con MÁS mujeres que los chavos buenos.

Lo que quiero recalcar sin embargo es que, ser un patán y ser un macho alfa NO es lo mismo. Personalmente, tengo más simpatía por el patán que por el chavo bueno. El patán es un corolario de una vida entera de condicionamiento femenino del mismo modo que lo es el chavo bueno. El hecho de que todo mundo piense de que el patán es producto de la masculinidad solo demuestra lo profundamente arraigado hemos interiorizado nuestros patrones femeninos de pensamiento.

He aquí un guión específico de cómo se forma y se construye un patán:

Fase 1: Iluminación Femenina

Cuando crecen, se ven bombardeados constantemente con convenciones sociales femeninas que los condiciona  inevitablemente a convertirse en “caballeros”. Se les enseña a sentir vergüenza por su sexualidad e instintos masculinos. Sus mentes comienzan a cosechar fobias sociales desarrolladas de toda una vida, semillas de miedo a ligar, homofobia, y el miedo al rechazo.

Fase 2: La Zona Muerta

Los primeros acercamientos hacia las mujeres fallan estrepitosamente. Son rápidamente colocados en la “zona de amigos” y se les niega intimidad de parte del 99% de las mujeres que conocen. Los consejos que recibe para “cambiar” terminan de arruinar cualquier chance con mujeres aún más. “Tenes que ser más sensitivo y emocional” “decile como te sentís” “abrile tu corazón” “expresa tus sentimientos” “regalale peluches y chocolates” etc, y toda esa mierda de consejos que suelen darles sus amigas mujeres y su madre acerca de relaciones y conquista que son caldo de pre concepciones femeninas que NADA tienen que ver con lo que les atrae.

Se le enseñan estas cosas con la intención de convertirlo en un hombre “honesto”, pero el lo mal interpreta y lo toma literal.

Se le enseña a “intentar aún con más fuerza” con las mujeres que le gustan. Comienza a creer fielmente que la desesperación es un signo de amor y devoción así que se le arrastra y le ruega a las mujeres para probar su valía.

Tristemente, su desesperación y su caso de unitis o enculamiento extremo solo hace que toda chance que tenga con cualquier mujer se destruya. Su entendimiento distorsionado acerca de lo que atrae a las mujeres fatalmente reduce sus oportunidades de atraer a cualquier cosa que no sean zancudos llenos de dengue y chikungunya.

Fase 3: El Renacimiento

Antes, el era capaz de justificar los rechazos obtenidos con un racionalismo pasmoso. Ahora en cambio, se vuelve exponencialmente más evidente que el problema no solo es el. TODAS las mujeres que le han gustado y de las que se ha enculado terminan acostándose con patanes; majes con los que ellas mismas juraban y profesaban NUNCA se iban a acostar con.

Se siente totalmente DESCONCERTADO y descolocado, como fuera de lugar y se pregunta lo siguiente:

¿Por qué? ¿Porque las mujeres se acuestan con hombres que las tratan mal y hasta las denigran pero meten a la “zona de amigos” a todos los chavos buenos?

UNA HORRIBLE MONSTRUOSIDAD NACE Y VE LA LUZ – una especie que reciente y odia a las mujeres, que alberga un resentimiento y dolor que se ha acumulado durante todo este tiempo de rechazo  y desconcierto.

Y es finalmente es AQUÍ que su nueva identidad y vida de patán comienza. Una rampante de-feminización de todas sus ideas, conceptos, creencias, pensamientos y hábitos ocurre.

Se comporta engreídamente con una actitud de vale verguismo en lugar de una actitud sensible. Activamente trata de denigrar a la mujer para intentar probar su masculinidad.

Podrán notar como su evolución NUNCA incluyó superar sus miedos o inseguridades, solo las enmascaró. Se da cuenta que las mujeres se ven atraídas por la seguridad y confianza que el hombre tiene en si mismo, no por el amor obsesivo que solía practicar, así que esconde su desesperación detrás de técnicas de conquista y coqueteo, una actitud arrogante y un humor engreído.

Ahora logra acostarse y conquistar mujeres con más frecuencia, así que piensa y se engaña a si mismo de que por fin se ha convertido en un “hombre”. Continua enterrando sus inseguridades más y más debajo de una acrópolis de actitudes falsas y comportamientos sobre actuados.

¿Al parecer todo va bien verdad? Logra conquistar y acostarse con mujeres con más frecuencia; nadie puede percibir qque se siente desesperado por dentro. Hasta que, claro, situaciones muy específicas nos dan un atisbo de su verdadera personalidad nociva.

Responde agresivamente y de inmediato a cualquiera que desafie su ego o cuando se siente ofendido. La razón por la que tiene un ego enorme es porque lo usa para esconder su fragilidad.

Y la mayor pista de todas: cuando al fin encuentra una mujer que REALMENTE le gusta y que considera que es la “indicada” para el, una avalancha de inseguridades, fobias y vulnerabilidades le consumen. Y así, comienza su regresión a ser MFP (Mandilón Frustrado Promedio). Su comportamiento arrogante y desinteresado quizá lo volvió un “maestro” de la conquista, pero la maestría sobre si mismo aún se encuentra a quinientos millones de años luz de el.

Y bueno…hay tres cosas que quiero que tengan en mente:

  1. NO se volvió un MFP, ya lo era durante todo el camino; solo que de forma diferente. Cuando sos un verdadero macho alfa, sos un verdadero macho alfa. No fluctuás entre alfa y beta de la misma manera en que los hombres no fluctúan de hombre a mujer.
  2. Fue un producto de un feminismo nocivo de la misma forma que el chavo bueno lo es. Se convirtió en un patán debido al rechazo de las mujeres.
  3. NUNCA fue masculino simplemente se volvió ANTI FEMENINO

Para resumir el post:

Chavo bueno = Falta de masculinidad

Patán= Masculinidad falsa y negativa

Macho Alfa: Masculinidad positiva y real

Así que NUNCA JAMÁS seas un patán.

No olvides seguir la nación en las Redes Sociales:

Facebook            Twitter         Instagram        Tumblr      YouTube      SoundCloud

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s